VENECIA

 

Venecia fue el primer destino de un viaje que culminaría en un pueblo al sur de Italia, cuyo objetivo era conocer el lugar de nacimiento de nuestro abuelo.

A decir verdad Venecia no era, dentro de todo lo que estábamos por conocer, el lugar que mas me atraía, pero, y pese al enrarecido y fétido olor que nos recibió al salir del aeropuerto, logró sorprenderme y deslumbrarme.

11000731_864463483644691_8150624054671527728_n - copia

Venecia se presentó enigmática ante mis ojos, tal vez por sus misteriosas callecitas, sus laberínticos canales y sus mágicos  puentes, o por el hecho de estar erigida sobre un terreno pantanoso en el que se clavaron miles y miles de postes que sirvieron de cimientos para construirla…no se. Lo cierto es que es una ciudad fascinante, distinta a todo y que esconde un misterio que cautiva.

025
Taxi acuático

Una de las tardes que estuvimos allí tomamos el vaporetto, el transporte público que se utiliza para trasladarse dentro de la ciudad o hacia otras islas, algo así como el colectivo acuático de Venecia. En esta ocasión nosotros nos dirigimos hasta la Piazza San Marco, plaza que Napoleón definió como “El salón más bello de Europa”, y donde se encuentran la Basílica San Marco y el palacio Ducal junto con otros edificios representativos de la ciudad.

11351250_864464640311242_1120456038770840639_n
Piazza San Marco
11118031_864463913644648_4348266381526781496_n
Góndolas con sus Gondoleros. Al fondo, la Basílica San Giorgio Maggiore  en la isla homónima vista desde San Marco

Llegada la noche, y luego de adentrarnos en las intrigantes callecitas de los alrededores de la plaza, nos sentamos en un “ristorante” para cenar. Decidimos pedir pizzas con diferentes ingredientes, como las hacían bastante suculentas, consideramos que tres pizzas era un buen número para compartir entre cinco. Al llegar el mozo le transmitimos nuestro pedido, a lo que respondió: “en Italia la pizza no se comparte, se come  una entera por persona”. Las pizzas son del mismo tamaño que en Argentina pero mucho más finitas, de todas maneras, imposible terminarnos una cada uno. Finalmente terminamos pidiendo tres, rompiendo las reglas, y aún así,  sobraron dos porciones.

img_1292
Ponte dei Sospiri

Algo que no pueden dejar de hacer en Venecia es visitar la zona de Rialto. Allí se encuentra el Ponte Rialto, el más antiguo dentro de los cuatro que cruzan el Gran Canal, y el Mercado de Rialto, un lugar rebosante de colores que posee dos partes bien diferenciadas. Una es la parte donde se pueden comprar frutas y verduras que está localizada sobre el Gran Canal a los pies del Ponte Rialto. La otra parte es la pescadería y se encuentra solo a unos pasos.

059
El Mercado, la parte de la pescadería
057
Especias que se venden en el Mercado de Rialto
11350643_864464700311236_1040512061544800324_n - copia
Frutas y verduras en el mercado
11236423_864465443644495_41777264828390531_n
Vista de el Gran Canal desde el mercado

ALGUNOS DATOS Y CONSEJOS:

∗ Para entrar a la Basílica San Marco, las mujeres deben tener los hombros y las piernas cubiertas, de lo contrario no podrán ingresar.

∗ Nosotros tuvimos suerte y realmente mientras estuvimos hubo ausencia de mosquitos, pero dicen que suele estar lleno por tanta humedad. Lleven repelente.

∗ El Mercado de Rialto está abierto durante la mañana en el horario de 9 a 12.

∗ Tal vez hayan escuchado que el paseo en góndola es una de los paseos que hay que hacer sí o sí, nosotros disfrutamos mucho del vaporetto y realmente no lo necesitamos. Si lo quieren hacer es aconsejable juntarse con otros turistas para compartir el gasto.

∗ La única zona de Venecia donde circulan vehículos es la Piazzale Roma, hasta ahí llegan los micros que te traen desde tierra firme y muy cerquita también está la estación de tren. A partir de ahí hay que caminar o tomar un  vaporetto o taxi acuático.

∗ Nuestro hotel estaba a pocos metros de la estación de trenes Santa Lucia, lo que nos resultó muy cómodo a la hora de seguir nuestro viaje, solo caminamos unas cuadras y ya estábamos en la estación para tomar el tren que nos llevaría a nuestro próximo destino.

 De octubre a enero suele ocurrir lo que se conoce como el fenómeno de Acqua Alta, que se da cuando el mar Adriático sube y la marea aumenta su nivel normal. Cuando el nivel alcanza los 90 cm., la Piazza San Marco se convertirá en un lago y se colocarán pasarelas para que los peatones puedan caminar. Si el nivel alcanza los 110 cm, se oirán sirenas para alertar a la población a tomar sus precauciones, ya que la gran mayoría de tiendas se inundarán. ¡Pero a no alarmarse! Este fenómeno solo dura de 1 a 2 horas y mientras alcance estos niveles es totalmente inofensivo.

∗ Un último consejo: Piérdanse en sus encantadoras callecitas, suban y bajen sus más de 400 puentes, Venecia no es solo agua, caminen, caminen mucho, ¡existen montones de rincones por descubrir!

Venecia es una ciudad maravillosa por donde se la mire, despierten sus cinco sentidos, déjense llevar por su magnetismo y sólo disfrútenla. Les aseguro, querrán volver!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s